Cómo evitar renuncias en tu estudio contable

Publicación que trae señales de advertencia de que un empleado planea irse y cómo enfrentar la situación. Descubrilo ahora.

¿Qué se debe hacer cuando un empleado pide la renuncia?

Los costos asociados al reclutamiento y entrenamiento de un nuevo empleado pueden ser significativos, especialmente para funciones que requieren más experiencia. Es por eso que es tan importante retener a tus empleados, especialmente a los de mejor desempeño.

Para ayudar a prevenir la rotación costosa, en esta publicación te enseñaremos a identificar algunas señales de advertencia de quién está a punto de irse y qué se puede hacer al respecto.

Señales de aviso:

1. Disminución de la calidad y/o cantidad del trabajo.

El historial de tu funcionario siempre fue de llegar temprano, quedarse hasta tarde y siempre realizar un trabajo ejemplar. Si bien ha habido una pequeña disminución en su desempeño, ahora es diferente.

Te das cuenta que, si bien el desempeño no es exactamente inferior, no está más dentro de los modelos habituales. E incluso, recientemente, esa persona ha rechazado recibir nuevas demandas que antes no tenía problemas en aceptar.

2. Falta de interés en trabajos de alto nivel

A la gran mayoría de las personas que presentan un gran desempeño les gusta formar parte de proyectos y equipos de alto nivel. Es parte de su personalidad comprometerse en algo grande y que tenga un ciclo demorado.

Sin embargo, si un empleado demuestra falta de interés tras haberse involucrado en proyectos importantes en el pasado, puede ser una señal de que no se ve trabajando para ti a largo plazo.

3. Baja interacción

En las reuniones en equipo esa persona solía brillar. Podría ni ser tan comunicativa, pero sus aportes ayudaban demasiado, ya fuesen con ideas para nuevos servicios o en la resolución de problemas.

Hoy todo cambió. En las mismas reuniones casi no se expresa y, cuando es estimulada, da aportes muy superficiales. Sin contar que, a la hora del almuerzo, parece menos interesada ​en almorzar con los compañeros y deja de participar de encuentros y festejos de la empresa.

4. Desacuerdos constantes

Un empleado que normalmente se lleva bien con sus compañeros, de forma repentina, está tornándose difícil de trabajar. Empezó a desentenderse tanto con los superiores como con sus colegas de trabajo, incluso por cosas pequeñas y que son parte del día a día.

Parece que crear situaciones desagradables se tornó su hábito favorito.

Plan de acción:

1. Sé proactivo

A pesar de que es imposible que no haya rotatividad dentro de una empresa y es inevitable una determinada cantidad, existen medidas que podés adoptar para que te ayuden a mejorar la retención antes de que aparezcan estas señales de advertencia.

Realizar encuestas de satisfacción periódicas con los empleados y entrevistas con los que están de salida es fundamental para ayudarte a entender qué es lo que sucede y cuál es el clima de la organización. 

Estas evaluaciones miden la satisfacción y el compromiso de los empleados con los trabajos desarrollados. Esto te permitirá que corrijas el rumbo, caso sea necesario. Un creciente número de empleadores también está realizando “entrevistas de permanencia”, preguntándoles a sus empelados cuáles son los motivos por los que continúan trabajando en la empresa y qué es lo que podría llevarlos a renunciar.

2. No hagas suposiciones

Si notás un cambio en el desempeño o en la actitud de un empleado, no asumas que conocés la causa. Si bien las señales de advertencia anteriores pueden reflejar que el empleado planea irse, también pueden significar que algo está pasando.

Por ejemplo, un empleado sujeto a acoso sexual puede exhibir algunos de los mismos comportamientos, como no querer asistir a reuniones o retirarse de las actividades de la empresa. Vale la pena investigar la causa de la caída en el rendimiento.

3. Acercate a cada empleado

Acostumbrate a conversar más con cada empleado. Y eso va mucho más allá de charlar sobre cualquier tema a la hora del café. Programá una reunión formal con cada empleado en particular y comenzá la reunión expresando tu agradecimiento por sus aportes.

Sé directo, comentale que notaste cambios en el rendimiento y/o actitud con ejemplos. Preguntale si hay algo que podés hacer para ayudarlo, y luego dale la oportunidad de hablar. 

Si no hay alguna explicación en este momento, tratá de ser más directo. Por ejemplo, podrías decirle por tu experiencia que estas son señales de advertencia de que un empleado quiere dejar su trabajo. ¡Tu sinceridad lo sorprenderá! Decile que querés saber la verdadera causa de su cambio de comportamiento.

4. Escuchá al equipo

Si el empleado revela que está pensando en otra oportunidad de empleo, preguntale si hay algo que podés hacer para mantenerlo en el equipo. Pero, más allá de cuánto deseás mantener al empleado, evitá prometer lo que no logres cumplir.

Elaborá políticas, prácticas y beneficios que reflejen los valores de tu empresa y motiven a retener de forma efectiva a los empleados.

Todo cuidado es poco

Si el empleado dice que la mala conducta en el lugar de trabajo fue ocasionada por otra persona, iniciá una investigación rápida, imparcial y completa. Acoso es crimen y tu empresa no puede pactar con esa conducta.

Acordate que sos el responsable del bienestar de todos los que trabajan en tu estudio contable. Por ejemplo, si el empleado revela que una deficiencia es el motivo por la disminución de su desempeño, puede ser que tengas que hacer cambios para que se sienta más confortable.

En el caso de que te preguntes si vale la pena mantener al empleado después de que no cumplió lo acordado:

  • Considerá tus opciones: Evaluá tus opciones para tratar lo que el empleado necesita para permanecer en tu empresa. Pensá en todo el escenario, incluyendo el valor del empleado y el costo potencial para tu empresa.

  • Acompañamiento: Marcá una reunión de acompañamiento con el empleado y comentale sobre las opciones para ayudarlo a mejorar su interacción. Documentá cada etapa del proceso, mantené registrada la conversación y el plan de acción.

Al seguir los procesos mencionados encima será menos difícil decidir. ¿Te gustó el contenido? Entonces, no dejes decontinuar leyendo el blog.

PARA QUIENES NECESITAN SOLUCIONES DE GESTIÓN PARA EMPRESAS > BEJERMAN ERP

Es la respuesta a todas las necesidades de gestión de una empresa mediana o grande. Una solución integral que satisface los requerimientos particulares de cada organización, optimiza la eficiencia de los procesos de negocios e incrementa la competitividad. Brinda la información, el análisis y las herramientas que se necesitan para brindar respuestas rápidas y confiables a las necesidades de la gestión.

PARA LOS CONTADORES QUE NECESITAN SOLUCIONES DE GESTIÓN E INFORMACIÓN PARA LOS ESTUDIOS CONTABLES > ONVIO

Es la única solución integral online para contadores que potencia la gestión contable, tributaria y laboral, automatiza los procesos de colaboración con los clientes y aumenta la productividad del estudio.

> ACERCA DE THOMSON REUTERS

En una economía de decisiones, la confianza es todo. Desde Thomson Reuters apoyamos a los profesionales con respuestas confiables para tomar decisiones estratégicas, combinando inteligencia, tecnología y experiencia humana, brindando soluciones digitales innovadoras para facilitar el ejercicio de su profesión.

¿Querés conocer más sobre nuestros productos? Completá tus datos y te contactaremos

Por favor complete todos los campos requeridos antes de enviar su solicitud.

Al enviar este formulario reconocerás que has leído y estás de acuerdo con nuestra Política de Privacidad

Política de privacidad