Factura de Crédito Electrónica: reducción de importes en noviembre y diciembre impulsan la generalización del régimen

En noviembre comienza el último tramo de la implementación de la factura de crédito electrónica.
El Régimen de Factura de Crédito Electrónica entra en la etapa final de su implementación obligatoria. En noviembre de 2019, el turno de adopción del régimen es para la industria de la construcción y los servicios profesionales y técnicos, entre otros. Diciembre representa el cierre del proceso incluyendo a las actividades de venta mayorista y minorista.

Brevemente, ¿qué es y cómo funciona la Factura de Crédito Electrónica (FCE)?

Según datos del Ministerio de Producción y Trabajo más del 95% de las empresas que desarrollan actividades en Argentina son MiPyMEs (micro, pequeñas y medianas empresas). A fin de promover el desarrollo de esta categoría de empresas, desde inicios de 2019 se comenzó a implementar el régimen de Factura de Crédito Electrónica MiPyMEs, basado en la ley 27.440.

Los principales objetivos de este régimen son facilitar el financiamiento de las MiPyMEs, ya sea por la negociación de las facturas, por el cumplimiento de las condiciones de pago acordadas con sus clientes o por la posibilidad de ejecutar dichas facturas.

La resolución 17/2019 de la Secretaría de Simplificación Productiva fijó un cronograma con las fechas a partir de las cuales se torna obligatorio el uso de la FCE para diferentes sectores. Además, hay que recordar que dicho cronograma incluye montos mínimos para el uso obligatorio de la FCE que van disminuyendo a lo largo de los meses. Estos montos mínimos, vigentes en cada tramo/período, se consideran respecto de cada uno de los comprobantes a emitir. Se establece una reducción gradual de los importes en función del sector industrial, manufacturero, de servicios o de ventas en el cual opera la empresa que recibe la factura de crédito electrónica.

El monto mínimo a alcanzar es de $100.000. En otras palabras, llegada la fecha fijada en el cronograma para el sector de que se trate, el importe establecido en el cronograma hace obligatorio emitir factura de crédito electrónica cuando una MiPyME vende o presta servicios a una empresa grande o a otra PyME que optó por el régimen de factura de crédito electrónica.

En general, la reducción de los montos mínimos es pronunciada a medida que transcurren los meses. Por ejemplo, se inicia en $6.000.000, luego se baja a $2.000.000, de ahí se pasa a $1.000.000 para finalmente terminar en el mínimo de $100.000 que activará definitivamente el régimen.

¿Cuándo comienza a regir la FCE?

Repasemos el avance de la implementación del régimen en los últimos meses y en lo que resta para finalizar el año:

  • Ya hay sectores que llegaron al importe mínimo obligatorio en el mes de septiembre, tal como el manufacturero, el suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado y el de intermediación financiera y seguros. Para todos ellos, se requiere un mínimo de $100.000 desde el 01/09/2019.
  • En el mes de octubre se sumaron sectores tales como la explotación de minas y canteras; los servicios artísticos, culturales, deportivos y de esparcimiento; la enseñanza y los servicios inmobiliarios.
  • En noviembre de 2019 pasarán de $1.000.000 al mínimo de $100.000, por ejemplo, el sector de la construcción, los servicios de alojamiento y comidas y los servicios profesionales, científicos y técnicos.
  • La generalización total del régimen se logrará con el rubro comercio al por mayor y al por menor (con ciertas partidas del nomenclador), que estarán obligados a facturar desde los $100.000 a partir del 01/12/2019.

Para inicios de diciembre de este año todos los sectores del cronograma estarán considerados. Por ende, para esa fecha podremos decir que estamos en un escenario de aplicación plena o generalizada del régimen de FCE.         

La importancia de adecuar los sistemas al nuevo régimen de Factura de Crédito Electrónica

El nuevo régimen de FCE contempla la figura de aceptación tácita. De este modo, si a los 30 días de recibida la factura, la empresa (en estos casos una empresa de gran tamaño) no tomó ninguna acción, la ley convierte automáticamente esa factura en un título ejecutivo y de valor escritural. Es decir, pasa de ser una deuda comercial a convertirse en un valor negociable, a pagar en la fecha de vencimiento, como si fuera a un pagaré. Esto habilita a la PyME que necesite financiación a negociarla a una tasa de mercado.

Es importante que las grandes empresas alcanzadas por este régimen que aún no han priorizado el manejo de la FCE, empiecen a efectuar las modificaciones de procesos y sistemas para recibir este tipo de facturas, ya que dicho régimen implica varios cambios en la operatoria, principalmente con respecto al circuito de pago a proveedores.

La empresa deberá garantizar que el ciclo de pago a proveedores procesa en menos de 30 días la totalidad de las facturas recibidas, para poder así determinar si debe aceptarlas, rechazarlas o pagarlas. Por otro lado, también deberá chequear regularmente su Domicilio Fiscal Electrónico en la AFIP, para controlar que todas las facturas recibidas estén incluidas en su circuito de pago a proveedores dentro de su sistema ERP o la aplicación que corresponda. Caso contrario, tendrá que reclamar o rechazar comprobantes. Finalmente, cuando se pagan las facturas aceptadas, la compañía deberá consultar si fueron informadas a la CNV (o no) para saber a qué CBU realizar el pago.

Estas adaptaciones implican modificaciones en procesos y sistemas que no se suelen hacer rápidamente en una gran empresa. Por eso es crítico que se priorice el desarrollo de ajustes y nuevos módulos aplicativos para dar soporte a la FCE. Cabe aclarar que los sistemas de AFIP ya tienen contemplada la obligatoriedad de la FCE y no se podrá optar por una factura electrónica común como alternativa.

PARA LOS CONTADORES QUE NECESITAN SOLUCIONES DE GESTIÓN E INFORMACIÓN PARA LOS ESTUDIOS CONTABLES > ONVIO

Es la única solución integral online para contadores que potencia la gestión contable, tributaria y laboral, automatiza los procesos de colaboración con los clientes y aumenta la productividad del estudio.

PARA QUIENES NECESITAN SOLUCIONES DE GESTIÓN PARA EMPRESAS > BEJERMAN ERP

Es la respuesta a todas las necesidades de gestión de una empresa mediana o grande. Una solución integral que satisface los requerimientos particulares de cada organización, optimiza la eficiencia de los procesos de negocios e incrementa la competitividad. Brinda la información, el análisis y las herramientas que se necesitan para brindar respuestas rápidas y confiables a las necesidades de la gestión.

> ACERCA DE THOMSON REUTERS

En una economía de decisiones, la confianza es todo. Desde Thomson Reuters apoyamos a los profesionales con respuestas confiables para tomar decisiones estratégicas, combinando inteligencia, tecnología y experiencia humana, brindando soluciones digitales innovadoras para facilitar el ejercicio de su profesión.

¿Querés conocer más sobre nuestros productos? Completá tus datos y te contactaremos

Por favor complete todos los campos requeridos antes de enviar su solicitud.

Al enviar este formulario reconocerás que has leído y estás de acuerdo con nuestra Política de Privacidad

Política de privacidad