1. Thomson Reuters Argentina
  2. Soluciones Legales
  3. Blog Legal
  4. Cuantificación del daño: cómo calcularla en la era de la transformación digital del Derecho

October 07, 2020

Cuantificación del daño: cómo calcularla en la era de la transformación digital del Derecho

“¿Cuánto vale?”

La respuesta no es simple. El trabajo detrás del número final en la cuantificación del daño de una indemnización es complejo. La tarea ha generado un debate tan intenso entre investigadores, abogados y jueces -ampliamente publicado por Thomson Reuters1-, que hasta ha empujado a los profesionales a salir de los límites del Derecho para ingresar en el mundo de las fórmulas matemáticas -¡sí, en el terreno de los números más complejos!-, con miras a reducir el nivel de arbitrariedad de ciertas sentencias, por severas diferencias en el monto a resarcir entre las distintas instancias del proceso judicial. 

En ese sentido, se debe destacar que, en los últimos años, se ha sumado una suerte de triunfo a favor del uso de las fórmulas de cuantificación del daño con el respaldo explícito en el Código Civil y Comercial de la Nación. Asimismo, el avance de la transformación digital ha permitido aspirar al diseño de instrumentos que permitan calcular una indemnización con facilidad, con el objetivo de liberar a los operadores del Derecho de tareas repetitivas y largas horas de investigación, para enfocarse en otras cuestiones críticas. 

A continuación, una breve hoja de ruta por los rubros indemnizatorios y los beneficios del uso de fórmulas matemáticas para cuantificar el daño, entre otros datos de interés que los abogados de hoy no pueden dejar de lado para una práctica sin precedentes. 

¿Qué se puede reparar? 

El análisis del daño conlleva, intelectualmente, dos desafíos: por un lado, verificar la existencia de una lesión a un bien jurídicamente tutelado sufrida por una persona, y, por el otro, una vez superado ello, medir los efectos dañosos que el hecho generó para determinar, con la mayor precisión posible, su reparación2. Entonces, antes de pasar a las fórmulas, mejor repasamos los distintos rubros indemnizatorios que los abogados deben conocer y trabajar. 

El Código Civil y Comercial de la Nación prevé que la indemnización comprende la pérdida o disminución del patrimonio de la víctima, el lucro cesante en el beneficio económico esperado de acuerdo a la probabilidad objetiva de su obtención y la pérdida de chances. Incluye especialmente las consecuencias de la violación de los derechos personalísimos de la víctima, de su integridad personal, su salud psicofísica, sus afecciones espirituales legítimas y las que resultan de la interferencia en su proyecto de vida (art. 1738 CCyCN). 

En ese sentido, la indemnización admite sólo dos especies: patrimonial y extrapatrimonial. Si se afectan valores económicos o pecuniarios, el daño es patrimonial; por el contrario, si los efectos alteran valores morales, el daño es extrapatrimonial. 

La primera esfera puede estar integrada por los rubros indemnizatorios, como daño emergente, lucro cesante, pérdida de chance, valor vida e incapacidad sobreviniente. Por otro lado, la esfera extrapatrimonial, por el daño moral. 

¿Por qué aplicar fórmulas matemáticas a la cuantificación del daño?

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a la fórmula como una “ecuación o regla que relaciona objetos matemáticos o cantidades”3. Pero, ¿qué tienen que ver las fórmulas con el Derecho? En pocas palabras, permite a las partes entender de qué manera los jueces llegan a las sumas que otorgan y, eventualmente, poder cuestionar las decisiones judiciales a partir de la discusión de elementos objetivos4.    

“El empleo de fórmulas no importa una restricción a la legítima discrecionalidad judicial, sino a la arbitrariedad. Una fórmula no encorseta el razonamiento, sino que simplemente lo expresa con una claridad que es reconocidamente superior (cuando entran en juego magnitudes y relaciones de alguna complejidad interna) a otras posibilidades de expresión (..) El empleo de fórmulas explícitas, en este contexto, contribuye simplemente a la honestidad intelectual exigible en este campo. No se trata de una búsqueda irrazonable de precisión ni de un compromiso con método de cálculo alguno, impuesto por razones externas al derecho (por ejemplo, por la eventual autoridad de otras ciencias). Al contrario, importa contribuir a una honestidad consistente en facilitar la refutación de las conclusiones que se sostienen y se consideran correctas”, explica el reconocido especialista en la materia, Hugo A. Acciarri5.

Siguiendo al autor mencionado, el empleo de fórmulas matemáticas presenta al menos cuatro importantes ventajas:

a) Las fórmulas facilitan y logran precisión en la realización de cálculos complejos con variables interrelacionadas.

b) Las expresiones matemáticas para estos cálculos aumentan la seguridad jurídica y posibilitan que las partes tengan mayor información sobre sus derechos y logren más ágilmente acuerdos voluntarios, sin necesidad de acudir a un juez, para su determinación.

c) El lenguaje simbólico aporta claridad a la argumentación jurídica, posibilitando un mejor derecho de defensa (art. 18 de la Constitución Nacional).

d) Las expresiones matemáticas exteriorizan, para un mejor derecho de defensa, las dificultades probatorias típicas en la ponderación de estos cálculos, propias de la operación en sí misma y ajenas a las fórmulas que simplemente las ponen de manifiesto6. 

La transformación digital en la rutina de los abogados

Los estudios jurídicos y empresas del mercado legal ya cuentan con muchos procesos digitalizados. Más aún, como consecuencia de la transformación digital acelerada y obligada por la pandemia del coronavirus.

Con el complejo panorama brindado sobre rubros y fórmulas que los abogados deben atravesar durante la praxis -¡y no hablamos sobre cuestiones de prueba y proceso!-, cómo no pensar en su automatización con ayuda de la tecnología y dejar de lado tareas pesadas y repetitivas. Tal innovación debe ser bienvenida.

En esa línea, llega un nuevo producto para el mercado legal: LA LEY NEXT. El servicio funciona como un portal online, donde los abogados pueden acceder al análisis de legislación y jurisprudencia por profesionales, documentos y normativa comentada, artículos de doctrina de los juristas más destacados, así como a publicaciones temáticas de Thomson Reuters. 

El dato clave para los abogados digitales de hoy: ¡el producto presenta una calculadora de daños!

La herramienta, que recoge y combina datos con los del INDEC (Instituto Nacional De Estadística y Censos de la Argentina), realiza la cuantificación de indemnización por daño de manera automática brindando una base objetiva y certera para fundamentar posiciones, antes y durante el proceso judicial.

¡Conocé este nuevo servicio en nuestro sitio web y llevá adelante una práctica sin precedentes!

 

1. Publicado por el fondo editorial de Thomson Reuters La Ley y en los servicios de información legal.

2.  Sistematización de los rubros indemnizatorios en el Código Civil y Comercial de la Nación • Fiol, Gerardo • SJA 21/12/2016 , 8  • JA 2016-IV  • AR/DOC/4590/2016

3. https://dle.rae.es/f%C3%B3rmula?m=form

4.  La noción de incapacidad sobreviniente, fórmulas matemáticas y facultades de los jueces • Leiva, Claudio F. • LA LEY 24/01/2020 , 1  • RCyS 2020-III , 54  • AR/DOC/4018/2019

5.  La utilidad, significado y componentes de las fórmulas para cuantificar indemnizaciones por incapacidades y muertes • Acciarri, Hugo A. - Irigoyen Testa, Matías • LA LEY 09/02/2011 , 1  • LA LEY 2011-A , 877  • AR/DOC/311/2011

6.  Análisis matemático y jurídico de la fórmula para calcular la reparación por incapacidad (art. 1746 CCCN) • Irigoyen Testa, Matías • RCCyC 2016 (noviembre) , 46  • RCyS 2017-III , 13  • AR/DOC/3494/2016


> PARA QUIENES NECESITAN INNOVACIÓN EN LA GESTIÓN LEGAL> LEGAL ONE
La revolución digital en gestión e inteligencia estratégica para estudios de abogados y departamentos legales corporativos.

> PARA QUIEN NECESITA INFORMACIÓN JURIDICA CONFIABLE Y PRECISA > SISTEMA DE INFORMACIÓN LEGAL
Con la unión de las bases de La Ley y Abeledo Perrot, Thomson Reuters configuró la base jurídica más importante de la Argentina a través de un sistema que hace crecer el valor de esta información exponencialmente.

> ACERCA DE THOMSON REUTERS
En una economía de decisiones, la confianza es todo. Desde Thomson Reuters apoyamos a los profesionales del derecho con respuestas confiables a sus decisiones más estratégicas, combinando inteligencia, tecnología y experiencia humana, brindando soluciones digitales innovadoras para facilitar el ejercicio de su profesión.

¿Querés conocer más sobre nuestros productos? Completá tus datos y te contactaremos