1. Thomson Reuters Argentina
  2. Soluciones Legales
  3. Blog Legal
  4. Modelo Delta: el nuevo perfil del abogado corporativo

blogpost

Modelo Delta: el nuevo perfil del abogado corporativo 

Los departamentos legales del modelo Delta son eficientes, predictivos y proactivos. Si quieres saber más ¡explorá este artículo!

Cada vez más en un departamento legal se habla de la brecha de habilidades, formación y las competencias necesarias para que el buen abogado corporativo tenga éxito.Durante mucho tiempo, la gestión legal siguió el modelo de un profesional que domina la competencia relacionada con los conocimientos y habilidades legales tradicionales. Antes de la década de 2000, estas eran las principales habilidades que estaban en demanda.

Luego, tras la crisis financiera y con la influencia de la nueva tecnología legal, las cosas empezaron a cambiar. Los clientes exigen cada vez más que sus abogados usen herramientas tecnológicas y mejoren los procesos en sus servicios legales.

¿Cómo nace el modelo Delta?

El modelo Delta LawyerCompetency se concibió en 2018, durante la conferencia "Legal-ServicesQuality, Innovation&Technology: SettinganEmpiricalResearch Agenda".

Los asistentes provenían de toda la industria legal e incluían abogados corporativos e innovadores en áreas como tecnología legal, profesores, estudiantes de facultades de derecho y socios de firmas de abogados.

Durante esta conferencia se planteó la hipótesis de un modelo que refleje la demanda que tienen los departamentos legales por parte de abogados con habilidades en tecnología y negocio del derecho, y destreza para entablar relaciones y perspicacia financiera, para alcanzar el más alto nivel de satisfacción del cliente. Desarrollaron un modelo que incluía habilidades en tres áreas: derecho, negocios & operaciones y efectividad personal. Fue denominado como el Modelo Delta.

Se buscó aprovechar juristas con altos coeficientes de carácter, inteligencia emocional, liderazgo y habilidades colaborativas para la resolución de problemas.

Un plan de investigación empírica para evaluar las habilidades y mejorar la satisfacción del cliente

Para estudiar y respaldar este modelo teórico, se inicia un estudio de investigación con el fin de explorar esas actitudes y conocimientos que pretenden aumentar la satisfacción del cliente. Además, para crear un cambio impactante en la práctica del Derecho y la educación jurídica, era fundamental demostrar resultados medibles relacionados con estas competencias. El objetivo final: resaltar la gestión legal, proporcionar un modelo de competencia que se base en la investigación empírica y garantizar una evaluación crítica continua del modelo y de los abogados que lo siguen.

A finales de 2018, se trabajó en la fase uno de la investigación del Modelo Delta. Durante ese tiempo, hubo entrevistas con compradores de servicios jurídicos y especialistas en talento de los departamentos legales para validar el modelo y priorizar competencias. Los resultados fueron:

●     El 92% de los encuestados mencionó la gestión de relaciones como una de las 10 competencias principales.

●     El 83% determinó la comunicación como una de las 10 competencias principales.

●     El 75% calificó la inteligencia emocional como una de las 10 competencias principales.

●     El 66% nombró la mentalidad empresarial como una de las 10 competencias principales.

De hecho, muchos comentaron que las habilidades de abogado se pueden enseñar, pero las habilidades de eficacia personal eran más difíciles.

Las ideas clave obtenidas de la investigación

A principios de 2019, que es cuando comienza la fase dos del plan, se diseñan tres categorías importantes para el abogado exitoso del siglo XXI que son:  la ley, la efectividad personal y negocios & operaciones. Dentro de la categoría de efectividad personal, las tres competencias principales fueron: mentalidad empresarial, inteligencia emocional y personaje.

En la fase dos del estudio, los procesos, datos y la tecnología se convirtieron en negocios & operaciones con componentes clave de fundamentos empresariales, gestión de proyectos y análisis de datos.

Adaptabilidad del modelo Delta

El modelo Delta tiene la capacidad de adaptarse para reflejar múltiples trayectorias profesionales en el departamento legal. A medida que un abogado corporativo alcanza diferentes etapas en su carrera, el énfasis en ciertas habilidades cambiará y la ponderación de los diferentes componentes evolucionará.

Por ejemplo, una firma que tiene miembros de su plantilla para manejar las relaciones con clientes o la facturación, no necesita que su abogado in house tenga grandes habilidades en las operaciones comerciales. Otros miembros del equipo pueden ejecutar esas tareas.

A medida que la tecnología moderniza un departamento legal, se crean nuevos puestos de trabajo para aprovechar esa innovación. Por ejemplo, las grandes firmas de abogados disponen ahora de plazas para arquitectura de soluciones legales.

La próxima ronda de investigación abarcará la medición de la efectividad de las competencias del Modelo Delta.

Si te gustó este artículo y querés saber más del asunto, hacéclick en este enlace ¿Qué es una plataforma legal y por qué es importante ahora?

 

¿Querés conocer más sobre nuestros productos? Completá tus datos y te contactaremos

Blog Legal