2020: Cambios normativos y la supervivencia del estudio contable

Los primeros meses de 2020 han sido una prueba de resistencia para los estudios contables. De hecho, la retracción económica es una vieja conocida del mercado, sin embargo, ¿cómo podríamos imaginar que una crisis sanitaria afectaría el mundo y cambiaría radicalmente la realidad de los estudios?

En la coyuntura actual, fomentar el proceso de aprendizaje es esencial para mantenerse en la vanguardia del mercado. En este sentido, la mejor forma de incorporar nuevos conocimientos es haciendo una retrospectiva del primer semestre de 2020. 

La protagonista del semestre: crisis del coronavirus

De acuerdo con Silvio Rizza, presidente de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, a pesar del flujo de trabajo contable haber aumentado dada la necesidad de los clientes habituales y eventuales encontrar herramientas para hacerle frente a la situación económica crítica ocasionada por la pandemia, el sector ha sentido el rigor por la imposibilidad de cobro. 

Para hacerle frente a las nuevas y urgentes necesidades, así como alcanzar mejores resultados en 2020 y en los próximos años, es fundamental establecer una rápida comprensión de los escenarios económico, tributario y fiscal. Además de estar constantemente atento a las demandas de los clientes y pendiente de los cambios normativos. 

Los cambios normativos ocasionados por la pandemia

La crisis sanitaria desarrollada por la nueva cepa de Coronavirus ha motivado la actuación de las autoridades y la implementación de una serie de normas que afectan directamente el cotidiano de los estudios contables.

El primer cambio normativo fue el DNU 260/2020. Mediante esta norma, el Poder Ejecutivo Nacional decreta la emergencia sanitaria. 

Luego de implementar el decreto que indica el aislamiento social en determinados casos, surge la necesidad de regular la cuestión desde el ámbito administrativo y laboral tanto en la esfera pública como en la privada.

En el sector público, la resolución 3/2020 de la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Jefatura de Gabinete de Ministros otorga una licencia de 14 días con goce de haberes a los trabajadores que deban respetar el aislamiento obligatorio. Asimismo, faculta a los organismos el deber de la asistencia de los funcionarios que puedan desarrollar sus actividades de forma remota. 

Esta resolución fue ampliada en el Decisión Administrativa 371/2020 que otorga 14 días de licencia a los trabajadores que hayan regresado a Argentina luego de visitar Estados Unidos, países europeos y asiáticos.

Además de los cambios normativos señalados, otras resoluciones afectaron el desarrollo de las actividades en la esfera pública como las resoluciones 106/2020 y 108/2020 del Ministerio de la Educación.

En cuanto al ámbito privado, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social implementó la resolución 202/2020 que reglan las disposiciones del Decreto 260/2020 en este sector  principalmente en los que se refiere al art. 7°, posibilidad de home office y comunicación de contagio dentro del plazo de 48 horas. 

De la misma manera, sanciona la resolución 207/2020 que suspende el deber de asistencia al local de trabajo manteniendo el goce de haberes por 14 días a un universo de trabajadores. 

Posteriormente, en abril, la Comisión Consultiva en temas de Contabilidad y Auditoría de la Federación Argentina de Consejos Profesionales en Ciencias Económicas (Facpce), elabora la primera parte de una guía con el objetivo de nortear a los auditores y preparadores contables en la aplicación de la normativa contable vigente ante el brote pandémico. 

Después de un mes, Facpce publicó la segunda parte de la guía comprendiendo el contenido de la primera parte, una herramienta interactiva y la aplicación de las normas de auditoría y contabilidad en los estados contables de períodos intermedios.

Como podés ver, los cambios normativos han ocasionado alteraciones en la dinámica de trabajo en los estudios. Entre los cambios más expresivos, destacamos la aceleración de la adopción del trabajo remoto. Este ha sido fundamental para mantener la labor contable en tiempos de pandemia.

Una nueva dinámica para el estudio contable llamada teletrabajo

Una de las principales enseñanzas que ha dejado el Coronavirus es la posibilidad de ser productivo, eficiente y rentable trabajando desde casa.

Es incuestionable la efectividad de la dinámica frente al impacto del COVID-19. Igualmente, en circunstancias normales, el trabajo remoto puede proporcionar muchas ventajas a los estudios contables como:

  • aumenta la satisfacción y el compromiso con el trabajo, una vez que los trabajadores pueden flexibilizar sus horarios;

  • eleva la productividad porque los integrantes de los equipos pueden alejarse de las distracciones;

  • reduce los costos de operación, desplazamiento, mantenimiento y administrativos;

  • mejora la fidelización de los talentos, ya que optimiza la calidad de vida;

  • incrementa la gestión de tiempo principalmente por evitar el estrés ocasionado por el tráfico.

De esta manera, adoptar el trabajo remoto como dinámica laboral es una decisión estratégica extremadamente alineada con las nuevas tendencias en gestión. 

Por lo tanto, es perceptible que el impacto del COVID-19 ha generado importantes alteraciones en el trabajo del contador en el primer semestre del año, ya sea en términos normativos o por las nuevas dinámicas laborales. 

Recordá, ver el vaso medio lleno o medio vacío depende únicamente de vos. 

¡Aprovechá el momento para cambiar y acelerar los procesos en tu estudio contable! Para esto, leé nuestro blog y verificá las novedades.

¿Querés conocer más sobre nuestros productos? Completá tus datos y te contactaremos

Por favor complete todos los campos requeridos antes de enviar su solicitud.

Al enviar este formulario reconocerás que has leído y estás de acuerdo con nuestra Política de Privacidad

Política de privacidad