Cómo defender los honorarios contables en épocas de inflación

Históricamente, basándose en la regulación vigente, los contadores han tenido que determinar, negociar y acordar con sus clientes los aranceles de su actividad, considerando la complejidad y el esfuerzo requerido para cada tarea.

En el contexto económico actual del país, los profesionales contables deben buscar la manera de preservar el valor de sus honorarios y evitar que los mismos se vean diezmados por el impacto de la inflación y por la caída de la actividad económica. Sin embargo, no solo la inflación y la micro economía están afectando el margen de los aranceles contables, hay otras dificultades a tener en cuenta, consideremos, por ejemplo:

  • Elevada competencia: la sobreabundancia de contadores independientes y de firmas, de todos los tamaños, que ofrecen servicios contables genera presión sobre las tarifas y muchos profesionales se ven obligados a sacrificar margen para ganar un nuevo cliente o no perder uno existente.
  • Recarga por presión tributaria: cuanto mayor es la carga tributaria el mercado requiere más servicios de los contadores para dar respuesta a las regulaciones. Sin embargo, estas nuevas tareas no incrementan proporcionalmente su ganancia. A lo sumo generan un “ingreso extra” temporal cuyo valor se diluye en el tiempo y estas tareas pasan a ser parte del servicio normal o estándar, el cual ya está afectado por la inflación.
  • Responsabilidad asumida: los contadores dan fe pública sobre estados contables y esto conlleva una gran responsabilidad. Sin embargo, cuantificar e incluir en sus honorarios el riesgo por impacto de acciones legales que pudieran surgir a futuro es algo que no todos hacen o directamente dejan de lado a la hora de fijar sus tarifas y esto afectaría sus finanzas si tuvieran que resolver alguna situación judicial que reclame un cliente.

¿Cómo hace un contador para maximizar el rendimiento de sus honorarios en un contexto de incertidumbre e inflación? ¿Qué herramientas puede utilizar para ser más rentable?

El desafío de ser más productivo para mejorar la rentabilidad

Como hemos visto, con alta inflación y riesgos inherentes a la profesión, no alcanza con bajar costos para mejorar el margen. Lo más conveniente es utilizar herramientas que incrementen la productividad. Analizaremos 5 alternativas:

1.     Automatización de tareas contables: es una de las formas más eficientes de incrementar la productividad y ahorrar tiempo. También sirven para evitar descuadres u otro tipo de errores que afecten a los estados contables. Por ejemplo, existen sistemas que permiten automatizar operaciones cotidianas a partir de determinados patrones, definidos por el usuario, como asientos de cobros y pagos, registro de facturas, o amortizaciones mensuales. Además de agilizar la tarea de contabilización, se garantiza un adecuado control de la contabilidad.

2.     Integración y colaboración con los clientes: consiste en darle la posibilidad a los clientes para que ellos carguen sus movimientos y transacciones en una plataforma basada en la colaboración. De esta forma, se comparte información actualizada, entre el cliente y su contador, desde un ambiente seguro y el contador puede focalizarse en sus tareas de análisis y registración contable sin tener que invertir tiempo en actividades de estilo “data entry”.

3.     Plataformas integrales de gestión: son sistemas que centralizan la gran mayoría de las tareas contables en una única plataforma. Con un alto nivel de integración entre sus módulos, permiten, por ejemplo, producir liquidaciones impositivas, liquidar sueldos y cargas sociales y generar los estados contables. Así, se eleva la productividad porque no hay que buscar información desperdigada en papeles u otros sistemas y se simplifican los controles porque existe una única base de datos en la cual se registran las operaciones del cliente.

4.     Comunicación virtual: considerando los elevados costos que implica viajar para reunirse con los clientes, el uso de herramientas de comunicación virtual, tales como video llamadas o llamadas en conferencia son una muy buena opción para mantener la cercanía con clientes que están en otras ciudades, reduciendo tiempos y gastos en viajes (para ambas partes) y agilizando la actividad contable.

5.     Digitalización de documentación: la transformación digital que están viviendo muchas empresas implica justamente el uso de recursos digitales para facilitar el negocio y reducir, entre otros aspectos, la utilización de papel. La tarea contable requirió, históricamente, mucha documentación impresa. Sin embargo, esto está empezando a cambiar. Excepto en aquellos casos donde la ley lo solicite, los contadores pueden utilizar servicios de almacenamiento en nube, a precios muy accesibles, para digitalizar y almacenar todo tipo de documentación que de otra manera tendrían que guardar en papel. La productividad se deriva por la facilidad y rapidez de acceso al igual que la simplicidad a la hora de buscar un documento.

 

Conclusiones

Si bien los contadores pueden utilizar, como referencia, los honorarios mínimos sugeridos por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, probablemente esto no será suficiente para cuidar sus ingresos en un escenario de incertidumbre y alta inflación como el esperado para 2020. La clave estará en la productividad y en el aprovechamiento de las herramientas digitales, como las que hemos mencionado, de forma que se automaticen tareas repetitivas, se integre y colabore con los clientes y se use la tecnología para reducir costos operativos y gestionar mejor los servicios.

Si te pareció interesante este artículo, seguí leyendo nuestro blog