1. Thomson Reuters Argentina
  2. Soluciones Legales
  3. Blog Legal
  4. ¿Qué significa ser un abogado o abogada eficiente?

¿Qué significa ser un abogado o abogada eficiente?

A todas las marcas les encanta decir que sus productos son fundamentales para que seas más "eficiente". Pero la eficiencia puede significar muchas cosas diferentes según tu rama laboral o tus objetivos

Para algunos, se trata de pasar de las hojas de cálculo a los sistemas de software. Para otros, puede ser tener una visión clara del historial de todos sus clientes y para otros puede ser la posibilidad de trabajar en colaboración con otros profesionales.

Definir “eficiente”, cuando se trata de tareas realizadas por seres humanos en lugar de una máquina, es un desafío.

Por eso, en este artículo te vamos a dar 6 consejos para tratar de dejar más claro a qué nos referimos cuando hablamos del tema en relación con la abogacía, porque después de todo: ¿qué significa ser una abogada o un abogado eficiente?

¡Seguí leyendo!

1. Responder rápidamente a las preguntas de los clientes

El servicio al cliente siempre fue importante, no debemos olvidarnos de aquella vieja expresión “el cliente siempre tiene la razón”. Sin embargo, hoy en día va mucho más allá de eso, la eficiencia no es solo un tema de tener la razón, sino de que toda la experiencia del cliente con tu estudio sea excelente. 

Las expectativas de los clientes siguen aumentando y hoy esperan respuestas más rápidas que nunca.

Con un sistema de información jurídica adecuado, podés ser un abogado eficiente y darles las respuestas que necesitan para evitar la avalancha de emails o mensajes de texto si las respuestas que esperaban ayer todavía no han llegado hoy.

2. Poder filtrar correctamente en los resultados de la investigación

Al buscar en línea jurisprudencia o fuentes secundarias, ¿tenés tiempo para revisar cientos de resultados? ¿Ese artículo se aplica a tu caso? ¿La información es exacta? ¿Podés confiar en esa fuente?

¡No, no tenés tiempo! Tu tiempo está comprometido con la eficiencia para crear la mejor estrategia para tu caso.

Cuando trabajás con herramientas de investigación legal confiables, podés ser más eficiente y ahorrarte todo el trabajo de buscar y seleccionar la información porque sabés que todo lo que estás viendo es preciso y está actualizado. Lo que significa que obtendrás las respuestas que necesitás más rápidamente y sin riesgos.

3. Basar la eficiencia en datos

Cuando estás elaborando la estrategia de un caso sobre un asunto con el que posiblemente no estés tan familiarizado o involucrado y, además, con un juez con el que nunca te encontraste, puede parecerte que estás comenzando desde cero. 

En lugar de intentar crear una estrategia basada en las mejores conjeturas y la experiencia del boca en boca, desarrollá tu caso con base ​​en datos. ¡Serás un abogado o abogada más eficiente!

Al utilizar el análisis de litigios, podés acceder fácilmente a información que te ayudará a construir una estrategia más sólida porque tenés conocimientos sobre tu juez, tales como:

  • mociones de ejemplo que han concedido para un tipo de caso;
  • cuánto tiempo suele tardar en fallar;
  • su experiencia en la materia;
  • jurisprudencia que tienden a citar.

Saber qué puede fortalecer tu caso desde el principio te ahorra tiempo y energía en cada paso del camino.

4. Mantener una buena comunicación con los clientes

La abogada y el abogado eficiente saben que los mismos datos que los ayudan a crear una mejor estrategia de caso también se pueden utilizar para colaborar con los clientes. Mientras más información tengan sobre el tiempo, los costos y los posibles resultados, más cómodos se sentirán con el proceso. 

Establecer un buen nivel de comunicación que les permita estar al tanto e, incluso, colaborar, puede ayudarlos a sentirse seguros de que liderás el trabajo y a confiar en vos. 

Esa confianza y transparencia pueden llevar a menos preguntas y conversaciones difíciles en el camino, lo que te permite liberar tu tiempo para que puedas invertir tus esfuerzos en brindar un resultado exitoso.

5. Actualizarte constantemente

Lifelong learning y T-shaped lawyer son dos conceptos muy de moda en el mundo de la abogacía. Imaginate que un cliente de mucho tiempo te pide que te ocupes de un asunto tangencial, uno que no te resulta tan familiar. ¿Qué respondés? ¿Sí o no?

Si bien es posible que no quieras pretender parecer un experto en la materia, no necesariamente tenés que serlo. 

Con un buen sistema de información legal tenés al alcance de tu mano la experiencia y el conocimiento de cientos de profesionales para que puedas ponerte al día, con más velocidad, en un área desconocida del Derecho. Tenés la oportunidad de aprovechar su conocimiento y complementarlo con el tuyo.

No pierdas el tiempo tratando de encontrar plantillas actualizadas y documentos estándar ni pases horas para ponerte al día con algo, lamentando el momento en que decidiste tomar ese caso.

En cambio, debés decirle que sí a tu cliente, aprovechar todas las posibilidades que tenés con un buen sistema de información legal y continuar fomentando esa relación.

6. Tener tranquilidad de espíritu

La tranquilidad de espíritu es el equilibrio emocional necesario para que puedas dedicarte al caso. Y si bien existe software para casi todo, en este tópico lo esencial viene de vos y tu capacidad de enfocarte en estar bien.

Significa tener un período de trabajo razonable por día, y descansar bien con la confianza de que hiciste todo lo posible por tus clientes. ¡Porque sos eficiente!

Estos fueron los 6 consejos que preparamos para que todos los profesionales de la abogacía tengan la posibilidad de llevar su práctica jurídica a otro nivel. Sin duda, un sistema de información legal confiable te puede ayudar con esto. 

Por eso, no esperes más y leé nuestro artículo: Convertí el tiempo en un aliado para una mejor gestión jurídica y seguí trabajando en tu eficiencia.

¿Querés conocer más sobre nuestros productos? Completá tus datos y te contactaremos

Blog Legal