Cómo hacer el ajuste por inflación de los estados contables de una manera más ágil

Los contadores deben buscar los recursos y técnicas más apropiadas para realizar el ajuste por inflación de manera ágil y precisa.

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) establecen que se deben re expresar en moneda homogénea los Estados Financieros (EEFF) de una entidad cuya moneda funcional es la de una economía en condiciones de ser considerada como de alta inflación. En línea con esta NIIF, la Norma Internacional de Contabilidad 29 (NIC 29) estipula indicadores cualitativos y un factor cuantitativo para identificar ambientes económicos que requieran ajuste por inflación.

 

Básicamente, se deben reexpresar los EEFF cuando el índice de inflación acumulado en tres años sobrepasa el 100%.

 

El esfuerzo y los beneficios de ajustar por inflación

Según Fernando García, en su artículo “Análisis de estados contables en contextos de inflación. Principales desafíos” (Thomson Reuters), las empresas consideran que la aplicación del ajuste por inflación constituye una pesada carga burocrática y que este esfuerzo no deriva en grandes beneficios ya que para liquidar impuestos se sigue tomando como base el estado contable histórico.

Sin embargo, los estados contables que se venían confeccionando sin ajuste no eran representativos de la situación real de la empresa. El beneficio de ajustar por inflación es que los EEFF expresados en moneda homogénea permiten dimensionar en forma precisa la evolución de la compañía en un contexto inflacionario.  

Reexpresar un estado contable es una tarea que demanda mucho esfuerzo. Los profesionales contables deben buscar los recursos y técnicas más apropiadas para agilizar el proceso.

 

¿Cómo facilitar la aplicación del ajuste por inflación?

El procedimiento para aplicar el ajuste inflacionario está establecido en la RT 6 que luego fue modificada por la RT 39. Es un proceso relativamente complejo cuyos detalles técnicos exceden el alcance de este artículo. Sin embargo, consideramos que se pueden tomar algunas acciones para facilitar la reexpresión de los estados financieros. A continuación, se presentan tres recomendaciones que simplifican las tareas o agilizan la preparación de la información:

 

1)    Establecer claramente, al inicio del proceso, le fecha de anticuación de las partidas que se deben ajustar (siempre las no monetarias)

En casos tales como bienes de uso, bienes de cambio, etc. será la fecha de origen de la partida, y en otros, por ejemplo, será la fecha de integración de capital o la fecha de la asamblea para distribución de dividendos.

 

2)    Bienes de uso: mostrar por separado, dentro del plan de cuentas, los valores de origen y los valores de RECPAM (Resultados por Exposición al Cambio de Poder Adquisitivo de la Moneda)

Esto facilitará la generación y cuantificación del RECPAM del período que se está ajustando.

 

3)    Adoptar una plataforma integral de gestión contable

La tecnología está cada vez más inmersa en los negocios y esto incluye a los servicios profesionales contables y a las áreas de contabilidad de las pequeñas y medianas empresas. Cuando la contabilidad, y sus procesos asociados, se gestionan a través de una plataforma integrada los beneficios son evidentes. Concretamente, el ajuste por inflación se facilita drásticamente ya que:

-          Una plataforma contable resuelve las complejidades de la contabilización del ajuste por inflación de forma cuasi automática. Es cuestión de configuración en la herramienta.

-          Se realiza automáticamente el cálculo del ajuste inflacionario para las distintas partidas y se generan los papeles de trabajo que reflejan el impacto en cada una de las cuentas contables.

-          Se efectúan los asientos mediante el sistema, sin necesidad de intervención manual y controles adicionales.

-          Cuenta con los índices oficiales pre cargados que se utilizarán para determinar los coeficientes de ajuste. Dichos índices están siempre actualizados, lo cual otorga más confiabilidad al proceso en general.

En resumen, el uso de la tecnología para la contabilidad no solo disminuye el esfuerzo de los contadores a la hora de aplicar el ajuste por inflación, sino que también permite a una empresa manejar mejor el cumplimiento de la normativa vigente, ya que las plataformas de gestión contables se mantienen actualizadas de forma automática con las novedades reglamentarias.

 

Conclusiones

La profesión contable enfrenta actualmente un gran desafío al tener que desarrollar sus actividades en una economía volátil y cargada de incertidumbre. A esto se ha sumado últimamente la necesidad de ajustar los balances por inflación, algo que se hizo por última vez en 2003.

En este escenario quienes respondan con mayor agilidad serán los que aporten más valor a su profesión y a sus clientes. La búsqueda de eficiencia en las tareas contables va más allá de las resoluciones técnicas o la aplicación de controles estándares. Hoy en día, las nuevas plataformas de gestión de contabilidad son las que marcan la diferencia en la calidad de los servicios contables. Un claro ejemplo de ello es cómo estas herramientas simplifican el proceso de ajuste por inflación y aseguran automáticamente el cumplimiento normativo, prácticamente, sin esfuerzo adicional del contador o la empresa.

¿Querés conocer más sobre nuestros productos? Completá tus datos y te contactaremos

Por favor complete todos los campos requeridos antes de enviar su solicitud.

Al enviar este formulario reconocerás que has leído y estás de acuerdo con nuestra Política de Privacidad

Política de privacidad